miércoles, 11 de enero de 2017

Logroño



LOGROÑO

Logroño... ¡Lo logro, coño!,
exclamaba el peregrino,
y no por gracioso, sino
por lo largo que es Logroño.
Al caminante bisoño
que sufre por caminar
le fue imposible evitar
esta verdad importante:
No hay camino, caminante,
¡se hace camino al andar!

Jesús María Bustelo Acevedo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada